La asunción de Vladimir Putin marca el comienzo de su quinto período como presidente de Rusia, asegurándole un liderazgo continuo hasta el año 2030.

Vladimir Putin fue investido como presidente de Rusia en una ceremonia llamativa el 7 de mayo, marcando el inicio de su quinto mandato al frente del país. Este acto de toma de posesión refuerza aún más su posición política de poder, especialmente en un momento en el que la oposición se encuentra debilitada.

Durante la ceremonia, Putin prestó juramento con la mano derecha sobre un ejemplar de la Constitución, la cual fue modificada en 2020 para permitir su permanencia en el cargo presidencial.

En sus palabras, Putin declaró su compromiso de respetar y proteger los derechos y libertades de los ciudadanos, así como de cumplir y defender la Constitución, y de servir fielmente al pueblo de Rusia.

Durante su discurso, Putin expresó su disposición al diálogo con Occidente en asuntos de seguridad y estabilidad estratégica, aunque también defendió la idea de un nuevo orden mundial.

Putin destacó que Rusia no descarta la posibilidad de dialogar con los países occidentales, pero señaló que la voluntad de cooperación y paz depende de ellos, sugiriendo que deberían abandonar las políticas de agresión y presión que, según él, han sido dirigidas hacia Rusia durante años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí