La agencia de la ONU para los refugiados palestinos ha emitido una alarmante advertencia: desde el 6 de mayo, al menos 80,000 personas han escapado de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, después de que Israel ordenara la evacuación de los residentes palestinos del sector oriental de la ciudad. Este éxodo masivo se produce en medio de intensas operaciones militares israelíes, y la situación se ha vuelto insostenible para las familias desplazadas, que no encuentran un refugio seguro en la Franja de Gaza.

Con una población de alrededor de 1.4 millones de personas, Rafah, situada junto a la frontera con Egipto, ha visto cómo la mayoría de sus habitantes se han trasladado allí en los últimos siete meses, escapando de la devastación causada por la guerra en otras partes del enclave palestino. La ONU describe la situación como extremadamente preocupante, enfatizando que las familias desplazadas enfrentan condiciones insoportables sin tener un lugar seguro al cual puedan acudir.

Israel ha calificado la operación de evacuación como de «envergadura limitada», estimando que alrededor de 100,000 personas deben ser desplazadas hacia una zona humanitaria designada a varios kilómetros de distancia de Rafah. Se presume que las últimas tropas de Hamas se encuentran atrincheradas en Rafah, lo que ha llevado a Israel a planear un posible ataque terrestre para eliminar al movimiento islamista palestino.

El conflicto entre Israel y Hamas, que gobierna Gaza desde 2007, ha persistido durante meses, exacerbando la crisis humanitaria en la región y generando una grave preocupación internacional por el bienestar de la población civil atrapada en medio del enfrentamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí