La Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya ha emitido un fallo en el caso que involucra a Ecuador y México, desestimando la solicitud de México para aplicar medidas provisionales en la demanda relacionada con la incursión en la embajada mexicana en Quito. El tribunal, presidido por el juez Nawaf Salam, determinó de manera unánime que las circunstancias actuales no requieren la aplicación de medidas provisionales en este caso.

El pedido de medidas provisionales surgió tras el ingreso de la Policía en la embajada de México en Quito para detener al exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, el pasado 5 de abril. A pesar de esto, la CIJ consideró que, en este momento, no hay una urgencia que justifique la aplicación de dichas medidas, basándose en las garantías proporcionadas por Ecuador, tanto por escrito como durante las audiencias públicas.

El tribunal destacó la importancia fundamental del principio consagrado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, resaltando que la inviolabilidad de los enviados diplomáticos y las embajadas es crucial para el desarrollo de las relaciones entre los Estados. Además, subrayó que las garantías otorgadas por Ecuador son vinculantes y crean obligaciones legales, lo que llevó a la conclusión de que las medidas provisionales no son necesarias en este momento.

Si bien la CIJ no ha abordado el fondo del procedimiento legal contra Ecuador, este fallo preliminar destaca la relevancia de respetar los principios establecidos en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. La decisión del tribunal marca un paso importante en el caso, pero el proceso legal aún está en curso y seguirá siendo objeto de atención tanto en Ecuador como en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí