Por Darya Tarasova, Radina Gigova
El cuerpo del opositor ruso encarcelado Alexey Navalny debe ser entregado a su familia «inmediatamente», dijo este sábado su portavoz Kira Yarmysh, acusando a los funcionarios rusos de mentir para retrasar el proceso.

El feroz crítico del presidente de Rusia Vladimir Putin, de 47 años, murió el viernes después de sentirse mal y quedar inconsciente durante un paseo por la prisión, según el servicio penitenciario ruso. La causa de su muerte no está clara.

La noticia de su muerte provocó indignación y algunos líderes occidentales culparon a Putin.
En la primera confirmación del equipo de Navalny de sobre la muerte, Yarmysh dijo que la madre del opositor había sido notificada.

«Alexei Navalny fue asesinado. Su muerte se produjo el 16 de febrero a las 14:17, hora local, según el mensaje oficial a su madre», dijo Yarmysh en una publicación en las redes sociales.

«Exigimos que el cuerpo de Alexey Navalny sea entregado inmediatamente a su familia», agregó Yarmysh.

LA UBICACIÓN EXACTA DEL CUERPO DE NAVALNY AÚN NO ESTÁ CLARA.
La madre y el abogado de Navalny volaron este sábado a la colonia penal donde se encontraba detenido el crítico del Kremlin para recibir la confirmación oficial de su muerte, según Yarmysh.

«Esperaron dos horas, después de lo cual un empleado de la colonia se acercó a ellos y les dijo que el cuerpo de Alexey Navalny estaba en Salekhard [una ciudad cercana], que los investigadores del Comité de Investigación de la Federación Rusa lo habían llevado allí y que ahora estaban llevando a cabo una investigación al respecto», dijo Yarmysh.

Navalny es el último de una larga lista de críticos de Putin que murieron prematuramente.

El equipo de Navalny escribió en Telegram que la colonia penal estaba cerrada a pesar de que la prisión había dicho que estaría abierta y que el cuerpo de Navalny se encontraba allí.

Cuando otro abogado de Navalny contactó a los investigadores en Salekhard, le dijeron que aún no se había establecido la causa de la muerte y que se estaba llevando a cabo un nuevo examen, dijo Yarmysh.

«Se supone que los resultados estarán disponibles la próxima semana. Es obvio que están mintiendo y haciendo todo lo posible para evitar la entrega del cuerpo», afirmó.

Para aumentar la confusión, un empleado de la única morgue de Salekhard dijo este sábado a la agencia de noticias Reuters que el cuerpo de Navalny aún no había llegado.

Navalny planteó una de las amenazas más graves para Putin durante su gobierno, que se ha extendido por más de dos décadas. Organizó protestas callejeras contra el Gobierno y utilizó su blog y sus redes sociales para exponer la presunta corrupción en el Kremlin y en las empresas rusas.

Fue encarcelado después de regresar a Rusia en 2021 desde Alemania, donde había sido tratado por envenenamiento con Novichok, un agente nervioso de la era soviética. A su llegada, Navalnvy fue arrestado rápidamente por cargos que desestimó por considerarlos de motivación política.

Navalny ha estado encarcelado desde entonces, y las preocupaciones sobre su bienestar se hicieron más intensas después de que fuera trasladado a una colonia penal al norte del Círculo Polar Ártico.

Pasó sus últimas semanas en la prisión siberiana, donde dijo que dormía bajo un periódico para calentarse.

La condena occidental al Kremlin fue rápida y feroz tras la noticia de la muerte el viernes. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, culpó a Putin de la muerte de Navalny, mientras que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que Rusia tiene «serias preguntas» que responder.

Hablando en la Conferencia de Seguridad de Munich (MSC) este sábado, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que Putin había enviado un «mensaje claro» tras la muerte de Navalny.

«Después del asesinato de Alexey Navalny, es absurdo percibir a Putin como un jefe supuestamente legítimo de un Estado ruso», afirmó.

Mientras tanto, la esposa de Navalny, Yulia Navalnaya, pidió que Putin comparezca ante la justicia.

«Quiero que sepan que serán castigados por lo que han hecho con nuestro país, con mi familia y con mi marido», dijo en emotivas declaraciones que provocaron una gran ovación en el MSC el viernes.

El día de San Valentín, dos días antes de que las autoridades rusas anunciaran su muerte, Navalny publicó un mensaje en las redes sociales para Yulia. «Cariño, contigo todo es como en una canción: hay ciudades entre nosotros, las luces de despegue de los aeródromos, tormentas de nieve azules y miles de kilómetros. Pero siento que estás cerca cada segundo y te amo cada vez más», escribió.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Putin había sido informado y que corresponde a los médicos determinar la causa de la muerte de Navalny.

Según OVD-Info, un grupo que monitorea los arrestos, más de 100 personas han sido detenidas en toda Rusia por asistir a vigilias y manifestaciones tras la muerte de Navalny.

La gente en Moscú llevó flores al Muro del Dolor por segundo día consecutivo este sábado en memoria de Navalny, según mostró un video del canal independiente de Telegram SOTA.

Unas 50 personas se habían reunido en el Muro del Dolor antes de que la policía comenzara a expulsar a la gente del monumento, informó el medio de comunicación independiente Mozhem Obyasnit.
Con información de CNN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí