El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó su oposición al despliegue de armas nucleares en el espacio, en respuesta a las acusaciones estadounidenses de planear la puesta en órbita de un arma antisatélite de ese tipo.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró este martes que su país está «categóricamente en contra» del despliegue de armas nucleares en el espacio, tras los temores expresados por Estados Unidos.

«Nuestra postura es clara y transparente: siempre hemos estado categóricamente en contra de armas nucleares en el espacio y lo seguimos estando», dijo Vladímir Putin durante una reunión en el Kremlin con su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú.

Durante un encuentro reproducido por la televisión pública, el líder ruso mencionó asimismo el «revuelo» que se ha levantado en Occidente, incluido EE.UU, en torno a esa suposición.

Las autoridades estadounidenses informaron la semana pasada de que Washington se enfrenta a una «grave amenaza» por el desarrollo por parte de Rusia de un arma contra satélites en el espacio.

«Puedo confirmar que se trata de una tecnología antisatélites que Rusia está desarrollando», dijo John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, quien rechazó aclarar si se trata de un tipo de armamento que incluye capacidad nuclear, algo que habían indicado previamente medios estadounidenses.

«NO EXISTE UNA AMENAZA INMEDIATA»
Kirby consideró que el desarrollo de ese tipo de armamento es «preocupante», pero «no existe una amenaza inmediata para la seguridad de nadie».

«No estamos hablando de un arma que pueda ser utilizada para atacar a seres humanos o para causar una destrucción física aquí en la Tierra. Dicho esto, hemos estado siguiendo de cerca esta actividad rusa y vamos a seguir tomándonos esto de manera muy seria», aseveró el portavoz.

Sin embargo, señaló que Rusia ha estado trabajando en el desarrollo de este tipo de armamento durante «muchos meses, e incluso puede que algunos años», aunque no fue hasta hace unas semanas que la comunidad de inteligencia de EE.UU. pudo concluir con mayor confianza que Moscú continúa persiguiendo este objetivo.

Mientras, Shoigú aseguró este martes en la reunión con Vladímir Putin que una de las razones por la que Washington levanta tanto «ruido» sobre ese tema es su deseo de «asustar a los senadores y congresistas» para conseguir más medios para Ucrania y la contención de Rusia. (Con información de EFE)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí