Hamás, que exigía hasta ahora un cese el fuego definitivo con Israel en Gaza, propuso ayer, viernes, una tregua de seis semanas y un canje de varias decenas de rehenes por presos palestinos, indicó un representante del grupo islamista a la AFP.

En el marco de esta tregua, se podría liberar a 42 rehenes capturados por Hamás en el ataque del 7 de octubre, mujeres, niños, personas mayores y enfermos.

El dirigente, que habló bajo condición de anonimato, dijo que entre 20 y 50 presos palestinos actualmente en cárceles israelíes serían liberados por cada rehén.

Israel calcula que 130 rehenes capturados por el movimiento islamista en su territorio el 7 de octubre siguen retenidos en Gaza, y que 32 de ellos habrían muerto.

En total, los comandos de Hamás, que aquel día lanzaron un ataque sorpresa en el sur de Israel, secuestraron a unas 250 personas y se las llevaron a Gaza. En el asalto murieron al menos 1 160 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP en base a datos oficiales israelíes.

La respuesta israelí ha dejado más de 31 000 muertos en la Franja y causado una situación humanitaria extrema, con cientos de miles de personas al borde de la hambruna.

ANTECEDENTES
En una primera tregua, a fines de noviembre, decenas de rehenes cautivos en Gaza, algunos de ellos extranjeros, y de prisioneros palestinos en cárceles israelíes fueron liberados.

Si se da esta nueva tregua, de seis semanas, el movimiento islamista exige también la «retirada del ejército de todas las ciudades y zonas habitadas» el «regreso de los desplazados sin restricciones» y la entrada de al menos 500 camiones de ayuda humanitaria por día, explicó dicho responsable.

Al término de esa primera fase, Hamás quiere lograr «un intercambio global de prisioneros», que incluiría la «liberación de oficiales y de soldados israelíes capturados y de los que murieron a manos de Hamás y otros movimientos», a cambio de un número no especificado de presos palestinos, agregó el alto cargo del movimiento islamista.

La culminación de todo el proceso, indicó el representante de Hamás, sería una retirada total israelí de la Franja de Gaza, donde el ejército del Estado hebreo lanzó una invasión terrestre el 27 de octubre, un cese el fuego permanente, la reconstrucción del devastado territorio y el levantamiento del bloqueo impuesto por Israel.

Hasta ahora, Israel se ha negado a retirarse de la Franja de Gaza y afirmado que eso equivaldría a una victoria de Hamás, que gobierna el territorio desde 2007.

Antes de conocerse este anuncio, la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo el jueves que Hamás estaba planteando demandas «poco realistas». (AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí