En una clara señal de protesta contra su aliado, Israel canceló una visita de alto nivel a Washington, después de que Estados Unidos se abstuviera en la votación este lunes sobre una resolución a favor de un «alto al fuego inmediato» en Gaza.

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió este lunes un «alto al fuego inmediato» en Gaza, un llamamiento bloqueado varias veces por Estados Unidos, que en esta ocasión se abstuvo, enfureciendo a su aliado israelí.

La resolución, adoptada entre aplausos por 14 votos a favor y una abstención, «exige un alto al fuego inmediato para el mes de Ramadán» que conduzca a una tregua duradera, y «exige la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes».

«Este baño de sangre ha durado demasiado tiempo (…) Al fin, el Consejo de Seguridad asume su responsabilidad», dijo el embajador argelino Amar Bendjama, uno de los promotores de la iniciativa.

Este voto «debe ser un punto de inflexión (…) Debe señalar el fin de esta avalancha de atrocidades contra nuestro pueblo», añadió con voz entrecortada el embajador palestino Riyad Mansour, que lo calificó de «día histórico».

Aunque las resoluciones del Consejo son vinculantes, los Estados afectados a menudo las ignoran.

Un alto al fuego puede comenzar apenas se libere al primer rehén», dijo la diplomática. «Este es el único camino para asegurar un alto el fuego», subrayó.

Guterres: «Su incumplimiento sería imperdonable»
Para el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, «esta resolución debe aplicarse» porque «su incumplimiento sería imperdonable», dijo en un mensaje publicado en X (antes Twitter).

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, ya ha asegurado que Israel no pondrá fin a su guerra «mientras haya rehenes en Gaza».

A diferencia del texto estadounidense rechazado el viernes por los vetos ruso y chino, esta resolución no vincula sus exigencias a los esfuerzos diplomáticos de Catar, Estados Unidos y Egipto, aunque «reconoce» la existencia de estas conversaciones encaminadas a una tregua acompañada de un intercambio de rehenes y prisioneros palestinos.

Pero la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, insistió en establecer un vínculo, presionando así a Hamás.

«Un alto al fuego puede comenzar apenas se libere al primer rehén», dijo la diplomática. «Este es el único camino para asegurar un alto el fuego», subrayó. ¿Cambio de postura?
Aunque la Casa Blanca ha asegurado que la abstención estadounidense no es un «cambio de postura», Israel ha cancelado la visita de una delegación a Washington.

Algunos observadores lo consideraron un cambio sustancial en la postura de Washington, presionado para limitar su apoyo a Israel en un momento en que la ofensiva israelí se ha cobrado más de 32 000 vidas en Gaza, según el Ministerio de Sanidad de Hamás.

Hasta ahora, Estados Unidos se había opuesto sistemáticamente al término «alto al fuego» en las resoluciones de la ONU, bloqueando tres textos de este tipo.

La resolución aprobada este lunes es fruto del trabajo de los miembros no permanentes del Consejo, que negociaron durante todo el fin de semana con Estados Unidos para tratar de evitar un nuevo fracaso, según fuentes diplomáticas.

La resolución reclama asimismo «la supresión de todos los obstáculos» a la entrada de ayuda humanitaria en Gaza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí